Lavado a presión

Power Washing es un servicio de lavado a presión para exteriores que se puede usar para limpiar superficies como ladrillo, asfalto, madera, vinilo y algunos metales. El agua a presión se utiliza para eliminar el polvo, el óxido, la suciedad, el moho, el musgo y otros contaminantes. El método proporciona una limpieza profunda y de alto rendimiento que no daña la superficie. Power Washing es una solución efectiva para mejorar la apariencia de una variedad de superficies exteriores, eliminando la suciedad, la mugre y los desechos acumulados.